Decofloor

PISOS FLOTANTES


Los pisos flotantes son aquellos que se colocan sin clavar, sin atornillar y sin pegar al suelo, sino que se apoyan sobre cualquier superficie lisa, firme y seca por medio de un encastre entre tablas.


Tienen un espesor entre 6 y 15 milímetros, lo que los convierte en la mejor opción si se quiere renovar el piso sin levantar el revestimiento actual.
Para evitar pequeños desniveles y amortiguar el ruido de pisadas, los pisos flotantes se apoyan sobre una manta de poliestireno. Algunos pisos flotantes requieren de encolar entre sí las tablas. Vienen de fábrica con su propio zócalo y no necesitan pulido ni plastificado. El piso queda listo para su utilización inmediatamente después de instalado.


Los pisos flotantes vienen en diferentes grados de dureza y resistencia a la abrasión. Se venden en una enorme variedad de colores, vetas e imitaciones de madera. Son resistentes al desgaste, las manchas, los rasguños y las quemaduras. Toleran muy bien los golpes, patas de sillas o ruedas. Conviven sin problema con la loza radiante y no se decoloran con la luz del sol.


Otra característica fundamental del piso flotante es que se trata de un producto ecológico hecho de materiales naturales renovables.
Composición de los Pisos Flotantes


Los pisos flotantes están constituidos de diferentes capas, con diferente material y características cada una. Generalmente se utilizan 4 capas:

 

Overlay

overlay


La capa superior se compone de resinas especiales que forman un laminado que le otorga al piso alta durabilidad y resistencia a la abrasión. Además, algunos pisos flotantes reproducen fielmente las vetas de la madera a través de finos relieves que otorgan una textura símil madera.


Lámina-decorativa-Diseño
La segunda capa se basa en el diseño imitación de la madera (una lámina o fotografía de alta calidad).


Sustrato
La capa más gruesa (el verdadero cuerpo del piso flotante) se compone de un tablero de partículas (aglomerado), MDF o HDF, más un tratamiento antihumedad. Los pisos de primera calidad se confeccionan generalmente en HDF.

 

Lámina-estabilizadora

La última capa se compone de una lámina de balance estabilizadora que provee apoyo y estabilidad al piso. Algunos pisos flotantes incluyen una lámina reductora de sonido para mejorar su propiedad acústica.


Clases de Pisos Flotantes

 

Básicamente hay 2 clases de pisos flotantes: laminados y de madera. A continuación conoceremos algunas características de cada uno.


Pisos-Flotantes-Laminados
Los pisos flotantes laminados son aquellos cuya capa final de vista está compuesta por un laminado plástico con aspecto de madera. La mayoría de los pisos flotantes son básicamente laminados. Las versiones más económicas están hechas generalmente de fórmica. Los pisos más caros poseen una imitación de madera casi perfecta.


Pisos-Flotantes-de-Madera
Los pisos flotantes de madera son aquellos cuya capa final de vista está compuesta por un laminado de madera natural. Estos pisos son la opción artificial al piso de madera maciza. Su baja utilización de madera natural aporta una alternativa ecológica. Si la capa de madera es lo suficientemente gruesa pueden ser pulidos y plastificados hasta 5 veces. Vienen de fábrica pulida, plastificada y con tratamientos de barnices especiales que los protegen de la humedad, las manchas, las ralladuras y la luz del sol.


Cómo Elegir un Piso Flotante


La primera decisión que habrá que tomar en la elección de un piso flotante es acerca de su aspecto. Los pisos con mayor realismo son más caros. Los económicos son más artificiales. Pero lo verdaderamente importante es atender a las siguientes características:


•La calidad del laminado superior (overlay)
•La composición del sustrato (opte siempre por los de HDF)
•El tipo de encastre entre tablas, pues de eso depende la calidad del terminado del piso-flotante
• Las distintas características adicionales que puedan haberse incorporado en su realización (acústica, antihumedad, antideslizante, etc.)


Ventaja-de-piso-laminado


Se trata de un piso resistente, duradero y de rápida colocación. Se puede colocar sobre el piso actual, sin necesidad de obra y listo para su uso inmediatamente después de instalado. Además, es térmico y acústico, lo que contribuye tanto al confort como al ahorro energético. Por otro lado, tiene un diseño y una terminación excelente. Actualmente se consiguen imitaciones de madera casi perfectas y en base a material ecológico.
Desventaja
Probablemente la limitación de los pisos flotantes se pueda encontrar en el laminado, que no llegan a tener todo el realismo y la calidez de la madera, aunque los de mayor precio se consiguen actualmente en excelentes imitaciones.

 

Mantención:


El cuidado y la limpieza apropiados extenderán la vida de tus pisos, dándole un buen rédito a tu inversión. Los pisos flotantes de madera están protegidos con un sellador que permite la limpieza con agua, pero muchas veces se colocan sobre otros medios y esto significa que el agua u otros líquidos pueden filtrarse y causar deformaciones. Por eso, los métodos de limpieza convencionales no son recomendados.
Barre los pisos flotantes regularmente con una escoba o un trapeador para mantenerlo lejos del polvo y la suciedad acumulada a diario. También puedes usar una aspiradora con un accesorio en la manguera para quitar el polvo de las esquinas.
Limpia las manchas con un desinfectante suave y un paño húmedo en el caso de derrames u otras suciedades duras. No uses abrasivos para limpiar la suciedad y los residuos del piso, porque pueden dañar la superficie.


Nunca inundes el piso con agua si necesitas limpiar un derrame, ya que esto causará un daño permanente. Limpia los charcos de agua inmediatamente con un paño seco o una esponja.


Limpia el esmalte para uñas, pintura o manchas de comida seca con un paño empapado de removedor o alcohol. Enjuaga con cuidado hasta que quede limpio. No frotes.


No entres en pánico si se te derrama cera en tu piso flotante. Espera a que la cera esté seca y fría, luego raspa suavemente con una espátula de plástico. Después de raspar, usa una esponja y un desinfectante suave para limpiar el área.
Usa un trozo de hielo para endurecer la goma de mascar y luego raspa con una espátula de plástico de la misma manera que raspaste la cera. Sigue limpiando suavemente con una esponja húmeda y un desinfectante suave.

 

¿Cómo afectan los muebles a los pisos flotantes?


Muebles pesados
Los pisos flotantes laminados son un tipo de pisos que se asemejan a materiales naturales, como la madera, piedra o granito. Cuando se instala un piso flotante laminado, las piezas del piso se enganchan entre sí y se colocan sobre el piso original, sin asegurarlo a éste. Como resultado, los pisos "flotan" sobre su base. Aunque los pisos laminados no están conectados al piso original, no pueden ser desplazados o dañados por muebles pesados en la medida de que los muebles estén preparados y se muevan adecuadamente. Si los muebles no se manejan con cuidado, el piso puede rayarse, astillarse, resquebrajarse o abollarse.


Prepara los muebles adecuadamente
Antes de colocar muebles sobre el piso flotante laminado, es importante acolchonar la base de los mismos para que no dañe el piso. Instala patines para los muebles (trozos de terciopelo o de plástico acolchado) sobre la base y patas de las sillas, mesas y sillones. SI el mueble no tiene patas sino que reposa sobre una base sólida, las esquinas cuadradas deben forrarse con terciopelo y pegarse a la base de los muebles con un adhesivo. Los muebles pesados bien preparados pueden colocarse en cualquier parte del piso sin dañarlo.


Mantén el piso limpio
Si los muebles pesados se apoyan sobre partículas de polvo, pequeños movimientos pueden rayar el piso por debajo. Asegúrate de barrer frecuentemente el área. Puedes luego trapear el área en seco o húmedo, pero nunca apliques demasiada agua sobre pisos flotantes laminados. El agua puede colarse entre las grietas de las tablas, asentándose entre el piso laminado y el piso anterior. Esto puede causar moho, hongos y puntos débiles sobre el piso que está por debajo.


¿Pisos flotantes de madera o pisos flotantes laminados?

Los pisos flotantes pueden ser laminados o de madera.
La diferencia fundamental entre ambos tipos de pisos flotantes la establece la última capa (la que se ve y se pisa).


Esta capa puede ser de madera o de un laminado plástico con aspecto de madera.
Ventajas comparativas de los pisos flotantes laminados:
• Son más económicos que los pisos flotantes de madera
• Ofrecen gran cantidad de alternativas de diseños y colores de madera
• Muy resistentes
Ventajas comparativas de los pisos flotantes de madera:
• Son más económicos que los pisos de madera maciza
• Ofrecen gran cantidad de alternativas de diseños y colores de madera
• La colocación es mucho más sencilla que de un piso de madera maciza
• Su uso permite un mayor cuidado del medio ambiente por el ahorro en recursos
• El mantenimiento es más simple: un trapo húmedo alcanza para mantenerlo perfecto
• No se astilla
• De la misma manera que un piso de madera maciza, un piso flotante de madera se puede pulir
• De la misma manera que un piso de madera maciza, un piso flotante de madera se puede plastificar -aunque esto no es necesario.

Av. La Florida 8073, paradero 16, Santiago de Chile.
(09) 8759 8118 - (2) 2 723 0781 - decofloor@vtr.net - decofloor.ventas@gmail.com
© Todos los derechos reservados Decofloor.